Marcos Ana

imagen102589.jpg

Autobiografía
Mi pecado es terrible;
quise llenar de estrellas
el corazón del hombre.
Por eso aquí entre rejas,
en diecinueve inviernos
perdí mis primaveras.
Preso desde mi infancia
y a muerte mi condena,
mis ojos van secando
su luz contra las piedras.
Mas no hay sombra de arcángel
vengador en mis venas:
España es sólo el grito
de mi dolor que sueña.

Marcos Ana

Marcos Ana es un claro ejemplo de poeta autodidacta, y de superación humana en medio del dolor y la barbarie. A través de la poesía se salvó de la locura y la oscuridad de una vida y una voz amuralladas. Tras las rejas de las cárceles de Franco, hombres como mi abuelo o Marcos Ana, se aferraban a la palabra poética como fórmula de supervivencia y comunicación. No eran poetas consagrados ni intelectuales de prestigio, sólo víctimas de una represión cruel, programada por un estado totalitario, que orquestó una venganza contra todos aquellos que no levantaron el brazo de la victoria al paso de los nuevos generales. Eran hombres que amaban la poesía y la cultura, que creían en la fuerza de los versos, y habían depositado toda su esperanza en los árboles futuros, que crecerían fuera de las rejas y disfrutarían de la libertad robada.
La Universidad de Granada quiere proponerle como premio Príncipe de Asturias para que, por fin, la democracia española dé el paso que aún le falta, y reconozca y dignifique el sufrimiento de aquellos que, por mantenerse fieles a sus ideas, sufrieron primero la injusticia, y luego el olvido

19 opiniones en “Marcos Ana”

  1. Cuantos Marcos Ana en la gran carcel de Franco, llamada España. Un pais, que pone calles a gritones de ladridos como Queipo de Llano o fascistas de pistola como Yague. Y en cambio los poetas, los profesores de la instituccion libre de enseñanza o los leales al 14 de Abril, se descomponen en las cunetas. Marcos Ana, es el simbolo de la España cautiva, vendida al fascismo por Europa «democratica». Recitar un verso suyo es tirar un barrote de carcel.
    Un Abrazo.

  2. La propuesta me parece merecidísima. Tanto sufrimiento merece al menos una mínima reparación. Qué menos por la pérdida de diecinueve primaveras. Y el poema es enternecedor…Un abrazo, amiga.

  3. Buena propuesta sería si se materializa. Sus versos no tienen nada que envidiar a los de nadie, su voz es clara y equilibrada…ya es hora de «llenar de estrellas el corazón del hombre».

    Besos.

  4. Me parece de justicia, el reconocimiento y como tu bien dices se dignifique de una vez por todas a estos hombres y mujeres, que vivieron en el olvido, apartados, por una cuestión de ideas.

    Gracias Marisa por traernos a estas personas, se merecen nuestro cariño para aliviarles un poco su sufrimiento.

    Te quiero.

  5. COnocí a marcos ana en un homenaje a los presos del franquismo.Su humildad y su coraje son sus señas de identidad.un hombre bueno, con la mirada limpia.tanto dolor y siempre una sonrisa y una mano cálida.nada que ver con otros elitistas que reniegan del contacto con la «plebe».Un beso

  6. Pues sí Impersonem, su voz es clara y su poesía transmite pero en realidad le proponen como premio a la concordia.Aun así su obra tiene mucho que ver.Es bonito lo de llenar de estrellas el corazón, ¿verdad? Un enorme abrazo

  7. Maribel bienvenida.me pasaré por tu blog más tranquilamente por que mi gallego está muy oxidado desde la facultad…Te mando un fuerte abrazo y otro biquiño para ti

  8. No conocía a este poeta, Marisa. Y me ha gustado mucho la pieza que transcribes.

    Ojalá le den el premio, por justicia y mérito, también, poético.
    Besos

  9. Pues no sabes cómo me alegra que te haya gustado…su obra poética tiene como eje vertebrador el descubrimiento de la poesía y la añoranza de las pequeñas cosas,así como el deso de justicia y libertad.no hay rabia., no hay rencor.es una poesía limpia, pura, llena de belleza y emotividad.Muy profunda.
    Un beso preciosa, y gracias por venir.

  10. ¡ Qué terrible, marisa! Pensar que alguien ha tenido que pasar toda su juventud en una cárcel por su ideología, aunque sea algo conocido, nos sigue estremeciendo y aún más cuando se le pone rostro y palabras. Estoy conmovida por esta «autobiografía» tan sencilla, tan honda. Besos, querida amiga.

  11. Gracias a ti acabo de poner mi firma en el Manifiesto. Marcos Ana se lo merece y animo a todos a firmar y a extender la petición. Como siempre has estado muy acertada en tus comentarios. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.