Impunidad

Nada hay más desesperanzador para el que ha sufrido que la impunidad de los culpables. Tirar la piedra y esconder la mano. Saberse a salvo de toda condena, de toda evidencia. La impunidad afecta a muchos ámbitos: se da a gran escala cuando un estado abusa de su poder totalitario sobre los ciudadanos; se da a escala más pequeña cuando un grupo somete a otro por la fuerza amparado en leyes injustas, o en el miedo, o en la propia inoperancia del sistema legal; y se da también en la vida cotidiana, cuando, parapetados, hacemos daño de forma gratuita al intuir que la otra parte no podrá defenderse, o al sentirnos en peligro sin sopesar si el peligro era tal o estábamos en un error.
En mi vida y en mi historia familiar he sentido muchas veces el zarpazo de la impunidad, ese dolor seco que nos deja el saber que no se hará justicia, que todo pasará y será polvo, nada. Que no habrá de saberse la verdad porque no hay interés en descubrirla. Aprendí de los míos que debía actuar bajo la máxima de no hacer a los demás aquello que no quiero que me hagan a mí, y nunca orquestar el dolor ajeno, ni planear una venganza. Me quiero y me respeto demasiado como para caer tan bajo. Y además no creo en la venganza por muy literaria que resulte, sólo en la justicia y la reparación, en la recuperación de la dignidad y en el reconocimiento del sufrimiento injusto, venga de donde venga.
Por eso nadie me convencerá jamás de que ceje en mi empeño, porque mirando hacia atrás sin miedo, puedo caminar cada día con dignidad.
En Portbou hay una escultura sorprendente de Dani Karaban dedicada a Walter Benjamín, filósofo alemán de origen judío que moriría allí, dicen que suicidándose,mientras huía de la barbarie que asolaba Europa.En ella el escultor recoge las palabras del filósofo: “Es tarea más ardua honrar la memoria de los seres anónimos que la de las personas célebres. La construcción histórica está consagrada a la memoria de los que no tienen nombre”.
Como dice mi querido y admirado amigo Luis Spencer, «recoger las voces de tantos y tan ricas es un deber maravilloso y muy difícil». Porque sólo escuchando todas las voces y rescatándolas del olvido podremos construir un mundo más justo donde no tenga cabida la impunidad.

15 opiniones en “Impunidad”

  1. La historia al final, detine y procesa al cupable. W.Benjamin, al que el franquismo denego el acceso a España y con ello, le sentencio, es un ejemplo de lo que este pais y sus autoridades de entonces, hicieron, con impunidad, aliarse ideologicamente y de hecho, con el nazismo y el Fascismo. Hoy puedes pasear por la calle del golpista General Moscardo, el mismo que retuvo en el Alcazar de Toledo a presos republicanos y fue responsable de las operaciones de limpieza de maquis en el Pirineo Leridense. Es como si en Francia el primer Ministro Laval tuviera una calle, el mismo que intento limpiar la parte Francesa de los pirineos de Maquis, en Europa se homenajea a esos resistentes antifascistas en España a sus verdugos.
    Un Abrazo.

  2. Has pronunciado palabras muy sabias en las que reconozco la integridad y la dignidad de tantas buenas personas que lucharon por darnos una vida en libertad y respeto y perdieron en ello la vida, la familia, los bienes, el porvenir… Merecen ser defendidas por personas como tú, como daalla, como tantos otros, conocidos y anónimos, que sin perder en absoluto las enseñanzas de bonomía que os transmitieron, lucháis p’ara que les restituyan la dignidad perdida.

    Un abrazo muy fuerte.

  3. Marisa, tienes que seguir escribiendo para que no olvidemos,
    como tu bien dices , por unos o por otros, siempre se quiere pasar página.
    O para las personas que han conocido cosas que por miedo, por silencio, se callaron, o por su juventud, no saben.

    Gracias por traernos recuerdos que están vivos en la memoria y no debemos nunca «Olvidar».

    Te quiero.

  4. Querida amiga:
    En su momento, éste país tuvo ante sí dos caminos: a uno le llamaron «transición» y al otro «ruptura». A ambos les colocaron el adjetivo «democrática». Cada uno implicaba muchas consecuencias que harían un país diferente.
    Ya sabes qué camino tomó el «españolito que vienes». O que otros (a los mercados no les interesan estas cosas) le hicieron tomar: eligió la famosa «transición democrática»

    Consecuencia: la impunidad de la que tan claramente hablas en esta entrada. La injusticia.

    Memoria, memoria, memoria…

    Un beso, Marisa.

  5. Queridos amigos: gracias por estar aquí, comentando estas entradas que sé que no gustan mucho en los tiempos que corren.El otro día vi una foto en la que un anciano lloraba con las manos tapando su rostro sentado junto a los restos de su padre… sé que para muchos eso no es importante, pero luego todo el mundo entiende la deseperación del os familiares que pierden a los suyos en accidentes de avión, y no cejan hasta tener el cadáver para poderlo llorar y así cerrar las heridas. Aquel anciano estaba cerrando las heridas de setenta años sin una respuesta, sin un lugar digno y elegido donde llorar al padre muerto, desaparecido, tirado como un perro.
    Mi abuelo no tuvo una tumba donde llorar a su padre muerto y fusilado.Mis tías sabían donde se pudrían los huesos de sus maridos sin poder hacer nada.Tal vez no sea muy importante para los que cerraron las heridas, para otros sí lo es.
    Gracias de corazón por estar aquí en esta tarea que debería ser la de todos los que sí saben donde descansan sus muertos.

  6. Querida Marisa, gracias por tus palabras. Tomemos el ejemplo, aunque sea solo en ese sentido, del Estado de Israel, o de la gran nación alemana, por tantas cosas admirable, entre ellas el de mantener la memoria y la reparación del daño en lo posible, la búsqueda de los verdugos allá donde se encontraran. Con grandes ejemplos, en principio individuales y solitarios, de lucha y coraje. El caso Benjamín fue tristísimo, un hombre acosado por múltiples fantasmas, finalmente reales y mortales. La tarea desde hace años hubiera sido dejarse de parabienes y miradas satisfechas y decirle a las nuevas generaciones que AQUÍ NO HUBO TRANSICION MODELICA SINO IMPOSICIÓN PURA Y DURA, de esa grave injusticia nace numerosos problemas que arrastra el país. La reacción ha sido, al mínimo intento de reparación, abrir el frente del revisionismo, cuando el franquismo tuvo una famosa Causa General, que dio cumplido registro y honor de sus fallecido, me viene a los labios un viejo refrán que mi madre repite; riño para que no me riñan, con seudohistoriadores e historiadores espontáneos, propagandistas, como los Pio Moa, Vidal, etc, los mismos que la historiografía solvente desprecia. Siempre me mandan correos insultantes, últimamente utilizan mi nombre y mandan cosas a páginas y personas que no conozco, pero ni me preocupa ni extraña sabiendo lo que hay y lo que nos han dejado.

    Un beso

  7. Ay Luis…los correos insultantes los anónimos, las palabras aparentemente dirigidas a nadie en concreto pero que sé bien que van dirigidas a mí…Los «nietitos consetidos de los rojos revanchistas», «los de la santa compaña que cargan con el odio de los suyos, que algo harían si acabaron así», «los de la memoria histérica», que están todo el día con lo mismo… eso duele amigo, pero no dicho por los de siempre sino también por gente que uno aprecia y respeta. Me han llegado a echar en cara que utilizo la amemoria de los míos para que me lean mis pésimos textos lacrimosos…en fin.Nada de eso me importa.Pero cuando los veo llorar, cuando me siento con abuelos de
    distintas asociaciones que me cuentan su terrible historia y me aprietan las manos con sus manos nervudas y temblorosas, y me piden que no les olvidemos, que no dejemos que mueran dos veces, entonces es cuando me duele de verdad.
    Gracias Luis por todo…

  8. Gracias, Marisa.
    Cada día que pasa siento más indignación por esta situación de desprecio a la Memoría Histórica, desprecio a los defensores de la República, de la democracia. Y siento vergüenza cuando veo que en otros países homenajean a los republicanos y en España seguimos con este silencio que tanto ofende. Hoy mismo he visto en televisión un homenaje que les han hecho en Méjico en conmemoración de los 70 años de su llegada. Hace poco fue en Francia. Y aquí nada…

  9. Marisa, tu labor en pro de la memoria, reparación y justicia es encomiable. Conozco esa sensación que queda al saber que en este país hay gente que puede hacer lo que quiera con absoluta impunidad; esa inseguridad jurídica es la que me saca de quicio; esa inseguridad jurídica es la que combato con ahínco cada día; a eso es a lo que me refiero en casi todo lo que escribo.

    Marisa, no cejes en tu empeño por recuperar la memoria de quienes fueron ejemplo de lealtad a todos los niveles.

    Sobre la transición que hubo en este país habría mucho de qué hablar y preguntarse por qué algunos se allanaron tanto a determinadas voluntades…y sobre la democracia y el estado de derecho que nos rige habría que preguntarse, tal vez, qué tiene de real y qué de ilusorio. A veces tengo la sensación de estar viviendo en un sistema Feudal donde lo único que ha cambiado son las apariencias y los nombres de los grupos de poder o de presión (suelen ser el mismo).

    Ya sabes que la historia moderna se inició con dos grupos bien diferenciados: Los privilegiados y los no privilegiados…y así seguimos creo yo…

    No cejes Marisa en tu empeño, no. Me gustaría ser tan valiente como tú eres…por eso te traslado mi admiración por lo que haces y dices. Gracias.

    Un abrazo.

  10. Creo que te comente la excursión de la Ruta del exilio, los días 19 y 20 de septiembre, es un poco largo, pero te pongo el itinerario completo.
    Visita al monumento de Lluis Companys.
    La Vajol. Visita a la Masía Can Barris y a la Mina Canta.
    La fuente del amor y el Monumento al Exilio.
    Visita en La Jonquera del Museu de l’Exili
    Visita a Argèles-sur-Mer, done estuvo el «campo» y el cementerio de los españoles.
    En Collioure, visita del Castillo Real y la tumba de Antonio Machado.
    Cerbère. Port Bou, visita al cementerio donde está la tumba del filósofo alemán Waslter Benjamín y la escultura Pasajes, del israelita Dani Karavan.
    Sería un sueño que pudieras ir, y estupendo que fuesen también los mañicos, pero creo que se quedará en eso, en un sueño.
    Algunos sueños se cumplen, un beso, Marisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.