Batallas perdidas.

1226360252054_f.jpg

Estoy cansada de mirar el mundo, de aferrarme a las causas imposibles, de seguir confiando, de ofrecerme, de darme sin recelos, de abrazar sin reparos.
Estoy cansada…
El camino es largo.Y ya no me acompañan los de entonces. Sólo las cicatrices y las sombras me recuerdan aquello que fue un día, pero ya no ha de ser.
Estoy cansada…
Serenamente acepto lo perdido, asumo, me conformo, me dispongo a olvidar lo inolvidable. Me pesará ese olvido sobre el pecho, pero hay quien no merece ser recordado más.
Honradez, confianza ciega y alegría, ese esqueje me donaron mis mayores, lo plantaron muy hondo en mis entrañas (en el más puro sentido machadiano).
Pero ahora estoy cansada… la decepción es una flor amarga que crece más si la planta un amigo. Quiero sentarme y no esperar ya nada inesperado. Y descansar, al fin, después de la batalla.

10 opiniones en “Batallas perdidas.”

  1. Ya recibí la canción de lluis LLach…preciosa.Sé que tú me entiendes.Es un tiempo de decepciones:las inevitables y las inesperadas. También, en medio de la batalla, uno descubre a los que siempre están, a los imprescindibles, como tú.Un beso

  2. Todos atravesamos decepciones que calan hondo y que procuran cansancio de ese que se clava como alfileres en los ojos y en el alma pero, no dejes jamás de forcejear, de luchar, nunca de defenderte, sino más bien, de mostrar lo que en tu rinconcito de vida han dejado los mayores, el paso del tiempo y las sombras amargas de la amistad frustrada.
    No te vayas abajo. Levanta la mirada y escucha las voces de muchos de nosotros que aún respiramos confianza.
    Un abrazo fuerte y lleno de esperanza.

  3. Hoy leo cada una de tus palabras como si las hubiera escrito yo. Sólo se me ocurre decirte que tras las batallas perdidas, sólo queda replegarse y rearmar la estrategia, juntando los pedazos, si es que se puede. No te canses, que aunque sea heridos, nos apoyaremos unos en otros.

  4. Marisa que buen poema, me siento exactamente así, que intensidad que es lo que buscamos, que es lo que no encontramos, recibe mi gratitud por tu sensibilidad y recobraremos nuestra energía ya lo veras…

  5. ¿Estás cansada? La lectura de tu post me ha recordado este poema que te pongo está en inglés y traducido al castellano en esta página http://poemaseningles.blogspot.com/. Aquí te lo pongo en castellano y dice así:

    Estás cansada
    (yo creo)
    del perpetuo enigma de vivir y sus afanes;
    y yo también.

    Ven conmigo, pues,
    y partiremos muy lejos
    (sólo tú y yo, ¿comprendes?).

    Tú has jugado
    (yo creo)
    y has roto tus juguetes más queridos,
    y ahora estás algo cansada;
    cansada de las cosas que se rompen,
    cansada, eso es todo.
    Yo también.

    Pero vengo con un sueño en mis ojos esta noche,
    y llamo con una rosa
    a la desolada verja de tu corazón.
    ¡Ábreme!
    Que yo te mostraré lugares que nadie conoce
    y, si tú quieres,
    las perfectas regiones del Sueño.

    ¡Ah, ven conmigo!
    yo te encenderé esa maravillosa burbuja, la luna,
    que perenne flota.
    Te cantaré la canción jacinto
    de las probables estrellas,
    y buscaré en las apacibles estepas del Sueño,
    hasta encontrar la Flor Única,
    que sustentará (yo creo) tu tierno corazón
    mientras la luna se eleva desde el mar.»
    E.E. Cummings.

    Un fuerte abrazo, desde el horizonte, sin batallas perdidas. Cerramos capítulos y seguimos adelante, siempre adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.