Sueños

Ella deambula por el mercado de sueños. Las vendedoras han desplegado sueños sobre grandes paños en el suelo(…)” E. Galeano

Ella siempre supo de qué material estaban hechos los sueños… Algunos eran de papel transparente, otros de fino cristal; algunos de humo, otros de plomo y piedra. Los había también de viento y hojas secas, o de tierra mojada. Sabía que, al despertar, dejaban distintos regustos en los labios: a miel, a sal, a lágrimas, a pan recién hecho, a naranjas amargas… Desde muy pequeña aprendió a distinguir sus sabores, sus texturas, sus olores. Aprendió también a descifrar sus mensajes secretos y a diferenciarlos de las ensoñaciones ( que llegaban estando despierto y te envolvían en nubes de algodón ).
Los sueños forman parte de lo que somos y ella recolectaba los suyos dispuesta a encontrarse y a reconocerse en ellos, y después escogía los más hermosos para proporcionárselos a todo aquel que los necesitara.
En el mercado todo el mundo esperaba su llegada. La vendedora de sueños creaba siempre gran expectación. Sus recipientes de colores y formas variadas atraían la vista de cuantos se acercaban por allí, y siempre había alguien que sucumbía a la tentación de asegurarse un bello sueño. Ella procuraba que siempre fuera aquel que más le convenía a cada uno, porque no había nada más decepcionante y desolador que soñar el sueño equivocado.

5 opiniones en “Sueños”

  1. Yo muy pocas veces me acuerdo de mis sueños ¿Por qué será?
    Muchas gracias por acordarte de mi, me ha gustado mucho la presentación que me has mandado.
    Gracias Marisa, siempre te llevare en mi corazón.

  2. ¿de qué material están hechos los sueños?…
    “Desde el umbral de un sueño me llamaron…
    Era la buena voz, la voz querida.
    —Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?…
    Llegó a mi corazón una caricia.

    —Contigo siempre… Y avancé en mi sueño
    por una larga, escueta galería,
    sintiendo el roce de la veste pura
    y el palpitar suave de la mano amiga.”
    Antonio Machado

  3. Esta mañana recordaba la angustia de lo que soñaba, y mis ojos estaban húmedos y mi garganta seca, y había imágenes, pero no significaban nada, en este momento, o quizá sí. Deseando contártelo, y escuchar los tuyos, hermana. Un besazo con abrazo de los nuestros, que en este espacio me siento muy abrazada. GRACIAS MARISA !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.