Esperanza.

200488683-0201-copia.jpg

“jamás podrán vencerme
porque mi mano se me va y agarra
a otra mano de hombre y otra mano”
Blas de Otero

Para vencer al hombre
hacen falta unas garras
hambrientas y feroces
que desgarren la tierra protectora
y arranquen las raíces,
y destrocen las ramas y los troncos
para que no haya vida,
ni esperanza futura,
ni semilla dispuesta a germinar.

No caminamos solos.
Hombres, mujeres, niños
caminan a tu lado
aunque tú no los mires.
Y aunque los ignoremos, están ahí:
llorando nuetras lágrimas,
cantando nuestro canto,
pisando nuestra tierra.

Y tú te crees a salvo,
crees que no va contigo,
que a ti no te compete
lo que ocurre tan lejos
más allá de tus límites,
pasadas tus fronteras,
donde el desierto es patria
que consume los restos
de los que allí malviven,
y esculpe la dureza
en sus ajados rostros.

Todo ocurre detrás de una pantalla,
en fotos detenidas
en papel de periódico,
en hojas que recogen tu basura,
(esa de la que te desprendes cada día).

Pero cuando comprendas
que tu mano es la mano que otro agarra
con fuerza, con firmeza, como apoyo,
para no derrumbarse
para no desistir definitivamente,
entonces no habrá puño,
ni bala, ni puñal,
ni bomba, ni guadaña
que acabe con el hombre,
con la cadena humana
que forman una mano
de hombre y otra mano
unidas, enlazadas,
creando, todas juntas,
un invencible muro de esperanza.

Marisa Peña

22 opiniones en “Esperanza.”

  1. Leo esto en un día en el que no he salido de la Neurología ni un solo momento. Leo esto y caigo en la cuenta de que todos somos uno. Ellos, allá a lo lejos, también tienen estas neuronas y estos síndromes que veo en los libros. También tienen sus médulas: médulas que han gloriosamente ardido.

    Gracias.

  2. Soy la primera en comentar!!! Esto me recuerda a una canción que me hicieron aprender en el colegio.

    Sé qué hay en tus ojos con soló mirar,
    que estas cansado de andar y de andar y caminar,
    mirando siempre en un lugar.
    Se que las ventanas se pueden abrir,
    cambiar el aire depende de ti,
    te ayudará. Vale la pena una vez más.

    Saber que se puede, querer que se pueda,
    quitarse los miedos, sacarlos afuera
    pintarse la cara color esperanza
    tentar al futuro con el corazón.
    …..

    Que recuerdoss!! Muuuuy bonito.
    Bss de esperanza.

  3. Pues me has hecho pensar que la visión del hombre que tiene un neurólogo es increíble: todas esas pequeñísimas partículas sometidas a un orden perfecto, haciendo funcionar una maquinaria capaz de amar, de odiar, de grandezas y miserias inigualables… Y ese verso de Quevedo que me traes, tan certero, tan bello, imbatible al paso de los siglos en su verdad.
    Siempre he querido creer que una mano que te agarra es un firme asidero, siempre. Un abrazo.

  4. La esperanza es importante, no podemos renunciar a ella por mucho que algunos, desde el cinismo o la altanería, intenten que nos desanimemos, que no soñemos otro mundo más justo, más amable, más digno…Un abrazo guapa.

  5. Muy bueno.

    Aunque no lo sepamos, caminamos todos por encima de la raya de la fracción. Por debajo, el denominador común nos sostiene:
    el dolor de lo humano, la ayuda solidaria, el mundo nuevo.

    Un beso, Marisa.

  6. Como dice un compañero Marisa “Juntos somos uno mas”, pues eso ojala que caminesemos mas juntos, mas unidos, para hacer frente a las injusticias de los injustos.
    Un Saludo.

  7. Pues yo quiero creer que sí, Pepe,que un mundo más humano es
    posible.Todo es cuestión de mirar y ver lo que nos rodea sin desprecio y con empatía. Un abrazo

  8. Edu, yo también lo creo. Recuerdo esos poemas que apelaban al HOMBRE: Vallejo, Neruda( ven a nacer conmigo hermano, dame la mano desde tu dolor…), Celaya, Otero… Si nos unimos frente ala barbarie y la injusticia el mundo será mejor, seguro.

  9. A un poema que comienza con Blas de Otero y acaba hablando de un invencible muro de esperanza, no cabe sino aplaudirlo. Magnífico, Marisa. Emocionante y con calidad. Nada más se puede pedir. Un abrazo

  10. Otro gran poema, Marisa, lleno de tan buenos versos como intenciones. No caminamos solos, en efecto. Ojalá todos lleguen a comprender que esto es así, que lo que pasa tras las pantallas pasa también delante y que todas las manos son necesarias para contruir ese muro invencible que da fin -hermoso- a tu poema.

  11. Gracias Juan Antonio…Quiero creer que el mensaje de la esperanza en el ser humano no ha caído en desuso. Quiero creer que el hombre puede construir un mundo mejor simplemente ofreciendo una mano cada día en su ámbito más cercano. Un abrazo.

  12. Hola

    Entro en tu blog por azar, ojeo un rato, me gusta, me gustan tus poemas y tus dibujos y hasta (alguna de) ‘tu’ música, pienso que quizás pueda gustarte el mío, busco una dirección de contacto para escribirte, no la encuentro, me da reparo ‘anunciarme’ tan descaradamente en un espacio público, mi ego me anima a vencer el pudor, escribo este comentario (¡qué ego poderoso!), dejo la referencia de mi blog: buscandoleonesenlasnubes.blogspot.com, me despido, aún no, espero que entres en él, me hace ilusión (¿por qué, no te conozco; ¿no será al ego?) que pueda interesarte y lo quieras disfrutar, ahora sí me despido, gracias, mi ego se calla, yo también, en fin…

  13. Alberto, bienvenido. Doy gracias a tu ego por haberte animado a comentar y haces muy bien en pedirme que pase por allí… me alegra que te guste mi trabajo y poderlo compartir y comentar es un regalo que me hacéis todos los que por aquí pasáis. Un abrazo.

  14. Qué bien que unos tus versos a los de Blas de Otero.
    Echo de menos su poesía, en realidad echo de menos esa poesía comprometida, además de bella es necesaria.
    Hala, me quedo un rato que tengo cosas por leer en tu casa.

    Besos,

  15. Marta, yo también los hecho de menos: Celaya, Neruda, Hierro, Otero, Alberti, Vallejo, León felipe…La poesía comprometida ¿verdad? Esa que mira al otro desde el yo y levanta conciencias y se siente parte de todo lo que ocurre y de todo el dolor, no sólo del propio. En fin. Gracias por quedarte aleer, ¿qué más se puede pedir que lectores como tú, mi admirada y querida Marta?

  16. Once I wanted to be the greatest
    No wind or waterfall could stall me
    And then came the rush of the flood
    Stars at night turned deep to dust

    Esta genial tu blog.
    Te invito al mio..

    bonito dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.