La paz y la palabra…

pluma_low.jpg
Para este nuevo año pido sólo la Paz y la Palabra. Y reivindico el derecho de todos a decir lo que pensamos, a creer en utopías imposibles, a ser filántropos pueriles, o misántropos declarados. A ser amables, aún a riesgo de ser pesados… A reír, a llorar, a hacer incluso el ridículo. A equivocarnos, a pedir perdón, a ser perdonados, y a perdonar, si hace falta (porque ninguna afrenta es en el fondo tan importante, sólo la muerte no tiene solución y, cuando venga, “tendrá tus ojos”).
Reivindico el derecho de todos los seres humanos a ser tratados como tales, y no como ganado, o como basura, o como medio para conseguir un fin.
Y reivindico también la poesía, necesaria palabra en el tiempo, imprescindible para entender el mundo y para entendernos a nosotros mismos. Sin poesía el mundo es más oscuro, más gris, más inabarcable e incomprensible.
Sé que parece fácil sumarse a estas peticiones y subirse al carro de los buenos deseos. Pero es que, yo, lo creo de verdad; y soy de esas personas, ingenuas e idealistas, que piensa que otro mundo es posible, y que, lo importante, es plantar la semilla, aunque no podamos ser nosotros los que recojamos los frutos…

3 opiniones en “La paz y la palabra…”

  1. Suscribo, Marisa. Ojalá tengas esa paz y esa palabra. Ojalá todos la tengamos. Aunque me temo que yo, sin ser ingenuo, soy pelín menos idealista. Ya sabes que perdimos…

  2. Antes de nada felicitarte por los contenidos de tu blog me gustan mucho y he creado un enlace en : http://biblio-algorfa.blogspot.com/

    Referente a tu entrada tengo que decir que comparto totalmente y como tú bien dices » lo importante es plantar la semilla» y esta semilla yo la llamaría «intención» pues todo comienza con nuestra intención y al hilo de esto he recordado este proverbio

    El pensamiento se manifiesta como la palabra;
    la palabra se manifiesta como el hecho;
    el hecho se convierte en un hábito;
    y el hábito se endurece hasta convertirse en carácter;
    de modo que observa el pensamiento y sus formas con cuidado,
    y deja que surja del amor
    y que nazca de la preocupación por todos los seres…
    Del mismo modo que la sombra sigue al cuerpo,
    conforme a lo que pensamos, en eso nos convertimos.

    Del Dhammapada
    (Proverbios del Buda)

    Un saludo y gracias por este espacio

  3. Hermosas palabras, hermoso pensamiento. Estoy impresionado con tu Blog. Hay tanto que aprender aquí.
    Un abrazo y gracias por transmitir todo esto y no guardaro solo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.