Nada saben de mí…

990526_-_cpf-_francisco_de_asis_gimenez_rocamora_-_la_puerta.jpg

Nada saben de mí,y aún así me señalan,me convierten en blanco de su ira y embadurnan con odio mis silencios.
Mas no saben quién soy, no me conocen: me bebo mi condena a sorbos de coraje y pesadumbre. Me sumerjo en las penas cotidianas y no me duelen prendas.
Y aunque me claven garras afiladas las águilas voraces que creen tener derecho sobre el cielo, mi vuelo es limpio y libre. Y aunque se me desborde el sentimiento y no contenga el cauce de mi río, no escondo el alma en tupidos ropajes.
Ni juzgo, ni desprecio. Me conmueve la vida en su principio y me emociona el llanto, el sufrimiento ajeno, la belleza, y el latido secreto de las pequeñas cosas.
Sé disfrutar del viento y de la lluvia, en todo encuentro causa de grandeza, y por igual valoro el humilde guijarro, o el diamante que brilla en su esplendor.
No hay ambición en mí. No hay embriaguez de retórica hueca,ni erudición, ni turbios recovecos de rabias escondidas. Porque mi verso brota de manantial sereno y si hay algo que tiene mi respeto… eso es, sin duda alguna, la secreta verdad de la poesía.

40 opiniones en “Nada saben de mí…”

  1. Es precioso, Marisa. Son dos entradas en una, pienso que la segunda es la explicación de la primera. Si has llegado a ese estadio eres muy afortunada. En cualquier caso has alcanzado la belleza de las palabras. Da gusto leerte, un abrazo.

  2. Hola Marisa, como siempre tu poesia se palpa en los ojos cuando se leen tus palabras. Ese Guijarro humilde que me recuerda aquel poema de Gabriel Celaya. Tu retrato es toda una declaracion de que la poesia se hace y nos hace.
    Un Abrazo.

  3. No estaría de más decir, en esta ocasión, aquello de «Poesía eres tú»; además, en este caso, es verdad. Me gustó mucho tu reflexión, amiga Marisa. Un beso.

  4. Vaya, precioso retrato y precioso homenaje a Machado. Y preciosa imagen, Marisa. Ya sabes cuánto me gustan. Pero intrigada, muy intrigada me tienes con tanta mujer de espaldas.
    Un abrazo inmenso.

  5. Mertxe mi querido Machado siempre está presente: su humanidad, su profunda esencialidad, su hondura… Este pequeño apunte sobre mí se lo dedico a él por tanto como me enseñó con su poesía.
    Un abrazo querida amiga.

  6. Jose Miguel, no sé si he llegado del todo pero al menos tiendo a ello, es mi objetivo. «Cuando me paro a contemplar mi estado» pienso que lo verdaderamente importante es ser auténtico y no temer, y agradecer cada bondad que se nos ofrece. Yo agradezco poder escribir, leer y saberme rodeada de buena gente que , como tú, viene, lee y me reconforta. Un abrazo.

  7. Gracias Octavio, ¿qué haríamos sin la poesía? la vida es más bella y todo se comprende mejor. Así que si tú me consideras poesía…¿qué más puedo pedir?:)
    Un fuerte abrazo

  8. Mi Bel…No sé por qué me atraen las espaldas; es como decir no, como dejar atrás lo que no queremos que nos acompañe:el dolor, la incomprensión, la falacia…
    Gracias mi amiga querida, por estar, por reflexionar conmigo, por tu afecto y por tu apoyo.

  9. Una entrada para iluminar el día a los que amamos las letras, Marisa. Tambien, tus comentarios. Sobre todo me ha gustado el comentario acerca de la foto de espaldas. Qué cantidad de significados.

    Da gusto pasar por aquí a levantar cometas, amiga.

  10. Wow!!! La nueva Machado del siglo XXI, je je. Me gusta, cada vez escribes mejor.

    PD: si mañana vas a lo de los poetas estoy segura que te gustará. Nada más me lo dijo mi padre pense en ti.

  11. Cierto que nada, o poco, sabemos de ti, pero por tus poemas, por tus palabras, intuyo que eres sincera, sensible y que no eres ajena al sufrimiento del mundo, con eso a mí me es suficiente para calificarte como una persona admirable, y estoy segura de no equivocarme.
    Un beso, Marisa.

  12. Vero siempre tan generosa conmigo…machado fue un ejemplo a seguir por todos y un poeta de los que muestran el camino a otros. Yo no le hago ni siquiera una burda imitación pero le debo mucho. Besos guapetona.

  13. Irene los que aquí venís me conocéis mucho más de lo que crees. Yo me refería a esos personajes grises que a veces nos rodean y sin conocernos ni preguntarnos nos juzgan y nos condenan. Bueno guapa que es un placer tenerte entre mis palabras y seguir enredando una tras otra. Besos

  14. Duele mucho cuando las personas o circunstancias acusan sin saber los motivos, pero el tiempo es un buen aliado, claro, a veces es necesario en vida, beber de esa justicia.
    Lindo lo que escribiste. Siempre con ganas de platicar más contigo.

    Besos linda.

  15. Así es querida amiga…A veces juzgamos a la ligera y no damos tregua pero yo creo que aquello que damos es lo que, al final, vuelve hacia nosotros. Así que yo te doy mi afecto y mi agradecimiento por pasartea leerme. besos preciosa.

  16. Vuelvo a tus palabras, como quien vuelve a casa después de una larga noche de tormenta. Y ne encuentro con este manifiesto vibrante de compromiso, poesía y sensibilidad. Gracias por compartir con nosotros tu corazón, que late y que contagia. Un fuerte abrazo de reencuentro, con la alegría de saber que siempre estás allí.

  17. Realmente, no sé si merece la pena siquiera que menciones a esos que no saben de ti pero te juzgan y te condenan. Duele sentir esa mirada eso es cierto, más aún, cuando sabes que su ignorancia y su sentencia cruel nacen de la envidia y la ceguera. Yo sé que «no hay ambición en ti, ni embriaguez de retórica hueca, ni erudición, ni turbios recovecos de rabias escondidas». Es díficil cruzar el puente para llegar a las otras orillas cuando el camino está oscuro y la niebla rodea nuestros pasos.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.