En torno a la poesía (IV)

imagen1kkk.jpg

“Una obra de arte es buena si está hecha de una necesidad.
Es este origen mismo el que decide; no existe otro criterio….
Descended en vosotros, escrutad las profundidades de donde fluye vuestra vida.
En su fuente encontraréis la respuesta a esta pregunta:
¿Debo verdaderamente crear?
Aquel que crea debe llegar a ser por sí mismo un Universo,
encontrar por sí mismo y en la naturaleza lo que precisa.”

R. M. RILKE – CARTAS A UN JOVEN POETA

El certificado de calidad literaria no lo expenden los amigos y los acólitos, ni siquiera los críticos, ni los académicos. Decía León Felipe que el poeta no le tiene miedo a la poesía. No debemos tener miedo, ni creer que sólo los elegidos tienen derecho a la palabra. Si alguien no nos gusta, no le leemos y punto. Si no le gustamos a alguien que no nos lea y punto. Pero ir de divo por el mundo, permitiéndose el gesto preparado y ficticio de falsa humildad y modestia perversa, eso no. Que hay genios de la literatura, estetas del lenguaje que tienen un don, pues claro. Se les reconoce y cada uno a lo suyo. Las abejas reinas a su panal para que las adoren y las llenen de miel y presentes sus adoradores, y el resto de los mortales a buscarse la vida como buenamente puedan.
Los enfoques poéticos son múltiples y todos tienen su lugar. Las élites y las masas no son más que entelequias sectistas y sectarias. Uno escribe como considera honesto, y punto. ¿Por qué renunciar? Yo disfruto por igual con muchos poetas radicalmente diferentes. Con poemas que se gritan y con versos que se susurran. No renuncio, no resto, no acoto. Valoro a los prolíficos, y admiro la tenacidad de los puristas que cincelan una y otra vez con lentitud de orfebre.
Creo en las tres heridas:”la del amor, la de la muerte, la de la vida…” y me gusta la poesía que nace de alguna de ellas o de las tres. Pero no por ello desprecio un buen poema de estética dadaísta o de hermetismo simbolista.
Somos lo que leemos, lo que escribimos, la música que nos conmueve y el agua que nos calma la sed. Descubro cada día nuevos enfoques y nuevas voces poéticas, pero sigo bebiendo del sereno manantial de los maestros que me despertaron hace ya muchos años. Me busco a cada instante, crezco y me regenero de mi propias cenizas y mi dolor profundo. La poesía forma parte de lo que soy y cada uno sabrá lo que busca en ella, o lo que encuentra, aun sin esperarlo…

8 opiniones en “En torno a la poesía (IV)”

  1. Me he identificado mucho con tu texto, Marisa, pero sobre todo con el final: “La poesía forma parte de lo que soy y cada uno sabrá lo que busca en ella, o lo que encuentra, aun sin esperarlo…”. Ese “lo que encuentra” es clave, y desde luego no lo esperamos. Para mí, que soy un recién llegado, lo que más me sorprende de la poesía es lo que encuentro dentro de mí sin saber que estaba allí. Curiosamente, hoy mismo he compuesto un poema sobre esto, creo que lo colgaré mañana. Parece que estamos sintonizados.

    Un abrazo.

  2. ¡Qué necesario tu punto de vista Marisa! Para todos los que creemos que la vida es rectificar, y odiamos al que afirma tajante, para los que amamos el placer de la duda, de la cuestión, que siempre nos lleva a la reflexión, para los que creemos que, al fin y al cabo, no existen los dogmas. ¡Que no nos quiten ese placer!

    Un fuerte abrazo, Marisa.

  3. Muchas gracias Jose Miguel.Como decía un amigo en su blog, me siento como una farmacia de guardia a la que casi nadie acude, pero en fin, no están todos los que son, pero, indudablemente si son todos los que están. Gracias por seguir enredado a mis palabras.Un besote

  4. ¡Álvaro! ¿Cómo va ese MIR? qué alegría me has dado. Cuando llegue septiembre espero que los tiempos modernos regresen con fuerza( que los echo de menos).Un abrazo, y ya sabes donde estoy.Un besazo enorme

  5. Cada poema tiene el poso del artista, cada poema por estrambótico, feo y grotesco que sea tiene las preocupaciones humanas, el deseo de madurar… Todo poema tiene parte del corazón de alguien y lo debemos valorar.

    Sin embargo dejarse aconsejar, leer lo que otros han escrito, escuchar las críticas es uno de los oficios que lidia el poeta para saber que sus versos son un centro del mundo pero no “el centro del mundo”

  6. Maravilloso punto de vista el tuyo Marisa, todo eso hay en el Parnaso y que cada cual elija…

    Sé que voy a repetirme porque empleo esta frase de León Felipe muchas veces, pero ahí la dejo en relación con lo que dices: “La poesía se apoya en la Biografía y de la leche agria se hace el requesón”.

    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.