“Ahí está la poesía: de pie, contra la muerte.” J Gelman

200347909-001.jpg

Cuando los poetas hablan el mundo se para; las cosas adquieren un nuevo sentido; nos inundan las palabras, nos iluminan las zonas oscuras de la memoria… Leer el discurso de Juan Gelman en los últimos Premios Cervantes que han tenido lugar hoy, es un ejercicio de reflexión al que os invito sinceramente.

Día del libro

737130821.jpg

En realidad no debería haber un día del libro para los que amamos la lectura. Para muchos leer es como respirar. Forma parte de nuestras constantes vitales: respiramos, leemos; nuestro corazón late, leemos. Pero, puesto que lo hay, aprovechemos para transmitir a los que nos rodean nuestro amor por los libros.
Ver Presentación audiovisual Día del libro. Aquí podéis ver los marcapáginas que quiero regalaros para daros las gracias por seguir enredando palabras conmigo.

Mujeres del 36:La memoria herida.

guernica1-copia.jpg

Ver la presentación que se proyectó en las Jornadas organizadas por el Foro por la Memoria de Madrid ,como homenaje a las mujeres que sufrieron la represión franquista. La mayoría de los textos pertenecen a una colección de cuentos cortos titulados La memoria herida , y que escribí hace ahora un año.
(Aviso a navegantes: tarda un poco en descargarse, pero bastante menos que el tiempo que han esperado ellas para hacer oír su voz y poder contar su historia.)

Palabras




En este mundo de las palabras es tan gratificante dar como recibir. Compartir emociones y palabras es algo mágico y maravilloso. Cuando leemos, la magia de las palabras lo envuelve todo: nos abrazamos a ellas, las hacemos nuestras, las poseemos en un extraño ritual de amor. Las palabras nos evocan recuerdos y despiertan nuestras emociones dormidas. Por eso una de las cosas que me hace más feliz es compartir palabras (mías y ajenas). Las palabras iluminan los huecos oscuros de nuestra conciencia y nos salvan de los abismos de nuestra soledad. Las palabras tejen redes de complicidad entre aquellos que las comparten. ENREDANDO PALABRAS, es más fácil vivir.
Gracias a todos los que, con vuestras palabras, conseguís que todo tenga sentido.

“In memoriam”

republik.jpg
Hoy se cumplen 77 años del sueño republicano que tuvo como protagonistas a destacados intelectuales y artistas de la época (Antonio Machado, Lorca, Marañón, Pau Casals, Alberti, Díez Canedo, J. Ramón Jiménez, Altolaguirre, Prados, Cernuda, Aleixandre, Miguel Hernández, J. Marías, Cipriano Rivas Cherif, León Felipe, Alejandro Casona, Maruja Mayo, Victoria Kent, Max Aub,…), pero también a miles de españoles anónimos, hombres y mujeres, que quisieron formar parte de aquel viento de libertad.
Soñaron una España más moderna, más justa; donde la educación, la sanidad, la economía y otros muchos sectores sufrieran un profundo cambio. No querían seguir teniendo un país pobre, analfabeto, anquilosado en tradiciones que no le permitían avanzar científicamente; cercado por una religión todopoderosa y asfixiante que todo lo prohibía.
Pero ese sueño se convirtió en una terrible pesadilla, porque no todos estaban preparados para aceptar aquella transformación. Durante aquellos vertiginosos seis años se sucedieron episodios que desde la perspectiva histórica, ellos mismos no dudan en calificar de bochornosos. Pero la España de los años 30 era lo más parecido a un campo de minas o a un polvorín: demasiados odios, demasiados miedos, demasiada miseria, demasiada rabia, demasiada ignorancia.
Aquel fue su sueño. Por defenderlo sufrieron cárcel, exilio, derrota y humillación. Ahora, tantos años después, las semillas de la razón, la tolerancia, la igualdad y la libertad han ido germinando en aquella tierra que ellos encontraron yerma.
Me contaba mi abuela que el día que se proclamó la Segunda República había mucho miedo, mucha incertidumbre; pero también mucha ilusión. En medio de aquel dilema mi abuela optó por la ilusión. Se puso su mejor vestido, dibujó sus labios con carmín, y salió de la casa paterna rumbo a la Puerta del Sol, dejando atrás a un padre temeroso y a una madre recelosa. Cuando lo contaba, muchos años y muchas penurias después, siempre se le humedecían los ojos. Por ella, y por todos aquellos que tuvieron un sueño… SALUD.
Para leer más sobre ese tema no os perdáis el artículo de Félix Santos en El País, o el de Julián Casanova en Público Gracias especiales a Kalvellido por la imagen y por el trabajo conjunto.

Dibujando la memoria

“Lo importante es que impacte el horror, el hambre y la soledad a la que se condenó a aquellos niños como una forma más de torturar a sus padres.” Con estas palabras me dirigí a Juan Kalvellido para que participara en las jornadas que el Foro por la memoria de Madrid iba a realizar en homenaje a los niños y a las mujeres que sufrieron la represión franquista.
Cuando fueron llegando sus dibujos comprendí que lo había sintetizado todo: la pérdida, el horror, el silencio, la orfandad…
A través de las imágenes de Juan he viajado a un tiempo que nunca debió haber sido pero fue, y marcó a los míos para siempre, marcándome también a mí. He llorado mucho, pero esas lágrimas guardadas durante generaciones han ayudado a curar la memoria herida de mi familia. Mucho de lo que soy , y de mi manera de ser y estar en el mundo, lo aprendí de mi abuelo a través de sus escritos y de todo lo que mi abuela me contó. Siempre quise, desde que era muy joven, restituirles aquello que les habían robado: su dignidad, sus ideas, sus sueños. Sacar a la luz su memoria dormida y darles así las gracias por haber sido fieles a sus ideas en tiempos difíciles, se convirtió en un objetivo para mí.
En estos tiempos de desmemoria y amnesia los dibujos de Juan Kalvellido forman parte de ese grito que rompe el silencio al que fueron condenados miles de republicanos, y al que han querido condenar también a sus descendientes. Por eso ¡ salud y adelante! ¡Adelante siempre…! Por ell@s, por nosotr@s , por l@s que vendrán…

muerte.jpg
Ver Dibujando la memoria

Peña Pintada

En la Sierra de Madrid, ahora tan castigada por la especulación inmobiliaria y en tiempos cantada y elogiada por poetas e intelectuales de gran prestigio ( Machado, Rosales, Giner de los Ríos…), hay un rincón acogedor y tranquilo que sirve de cálido refugio a los caminantes, poetas, bohemios, amantes de la naturaleza, locos perseguidores de sueños y quimeras imposibles, y a todo tipo de gentes que por allí pasan. Peña Pintada no es sólo una posada rural, un negocio de turismo ecológico ahora tan en boga: es un lugar de encuentro, de descanso, de tertulia; un lugar donde se dan la mano la cultura, el deporte, la gastronomía y la amistad.

chimenea.jpg

Poemario a dos voces

“Se trata de un texto escrito a dos voces y en dos tiempos históricos distintos, un diálogo entre presente y pasado. El libro se llama Poemario a dos voces y los autores son Manuel de la Peña Piñeiro y Maria Luisa de la Peña Fernández.” (P. Sáez Serrano.)

Este libro es un homenaje a los poetas que sufrieron la represión franquista y está editado por La factoría ediciones. De la presentación del libro que tuvo lugar en la posada rural Peña Pintada (refugio de caminantes y soñadores sin remedio) procede este soporte audiovisual.

Ver Poemario a dos voces

campo-refugiados-francia-3g.jpg